Preocupación por la campaña de piñas tan escasa, así como la mayor incidencia de los robos.

La campaña de recolección de piñas 2013-2014 que empezó el 11 de noviembre de 2013 está siendo muy pobre en cuanto a su producción, debido a la propia vecería del pino piñonero, así como los ataques de varios insectos y daños por la climatología adversa. La producción de piPiña con nido de procesionariaña en los montes de Valladolid está provocando la preocupación de propietarios e industriales, que, aunque conocen que las producciones de piña nunca son estables, este año está siendo especialmente baja.

Hay diversos factores que contribuyen a que la producción sea tan escasa, aunque lo que más preocupa a la Asociación, es la afectación de plagas, tanto endémicas como exóticas, de difícil control si no se incentivan seguimientos e investigación, así como la declaración de plaga oficial para poder controlar los insectos en masas extensas por parte de la Administración de manera subsidiaria, tal y como recoge la Ley de Montes de Castilla y León en su capítulo III. De poco sirve el control de masas forestales de pequeña extensión si el vecino no realiza el control.

Así mismo, la Asociación, considera de vital importancia para el sector del pino piñonero, la inversión y adecuación de las masas forestales menos productoras con planes de puesta en producción, agrupamiento de propietarios forestales así como un plan de adecuación de la titularidad forestal, debido a que numerosas fincas no tienen la titularidad adecuada a la realidad y no cumplen con la unidad mínima de cultivo. Una de las soluciones es la concentración de terrenos forestales.

ROBO

Aunque existen normativas tanto de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente como de la Consejería de Agricultura y Ganadería para garantizar la trazabilidad de la piña en cada momento, los robos persisten, siendo un mayor problema cuanto menos sea la producción por hectárea.

Esto está ocasionando que numerosos propietarios forestales no puedan vender su producción debido a que los compradores de piña saben que la cosecha será robada ya que la forma de venta se hace a riesgo y ventura con la cosecha en el árbol.

Un mayor control de los centros logísticos de piña, así como un endurecimiento de las sanciones, puede ayudar a controlar el robo. Se deben incluir también en el fomento del control de piña a otras comunidades limítrofes a Castilla y León puesto que el mercado de piña es a nivel peninsular.

Valladolid, 28/01/2014

Comments are closed.